Cuando ya no se podía estar más endeudado en una especie de sobredosis brutal y dañina, comenzaron a dejar de pagar y acumular facturas en los cajones, así cuando Montoro emite el conocido como plan de pago a proveedores para garantizar el pago en tiempo y forma a las empresas que desarrollaban servicios y no cobraban, en Torrejon aparecen más de 6.000 facturas, 100 millones de euros sin pagar de ejercicios anteriores, gastos sin pagar de facturas de gasto corriente (luz, agua, jardines, limpieza de calles, etc.) gastos todos que deberían haber estado presupuestados.

 

 

Y esta es la explicación de porque seguimos intentando aparentar (en festejos y publicidad) mientras seguimos siendo una de las ciudades con más deuda de toda España. Una gestión nefasta de la economía en el municipio de Torrejon de Ardoz.

 

Llegaron con las arcas llenas y ahora Torrejón bate el récord de endeudamiento en España

Cuando el partido popular llegó al gobierno de Torrejon (2007) hace 10 años, se encontró una ciudad con las arcas llenas, sin apenas deuda (25 millones), basada en una administración que gastaba lo que recaudaba, con una gestión ajustada a la realidad. Ganaron las elecciones por un escaso margen de votos y desde el primer momento el hombre que realmente manda en el Partido Popular y el Gobierno Local Jose Luis Navarro (tanto Pedro Rollán el anterior alcalde como Ignacio Vazquez el actual, son meras figuras decorativas que solo dan la imagen amable), instauró el modelo del que considera su mentor y modelo a seguir: Alberto Ruiz Gallardón, aunque solo en los gastos faraónicos; en el talante y la imagen amable, Navarro prefiere otras figuras mucho más autoritarias y duras.

Así que, con las arcas llenas, la necesidad de consolidarse y el modelo de gastos faraónicos en los que no preocupa para nada la deuda que se pueda adquirir o el medio- largo plazo, se pusieron a desarrollar lo que llamaron el Mayor proceso de transformación en la historia de Torrejón, hoy sabemos que este fue el proceso en el que batimos en el menor tiempo concebible todos los récords en adquisición de deuda, pasando en solo 4 años, los de la primera legislatura, de estar a la cabeza de las ciudades con menos deuda, a pasar a ser una de las ciudades más endeudadas de toda España y tener que pedir hasta tres rescates al ministerio para pagar facturas que estaban escondidas en los cajones.

 

 

El gobierno del PP para la ciudad es un ejemplo de mala gestión económica y endeudamiento público sin planificación

En aquellos primeros años todo valía, y lo que es más grave, se desarrolló un gasto desproporcionado en áreas poco productivas y efímeras, hubo años en que se sumó a las fiestas de junio y las fiestas patronales nuevos conciertos como el festival locos por los 80, con la presencia pagando importantes sobre costes, al ser todos los conciertos gratuitos de figuras nacionales como Miguel Bose o internacionales, se hicieron también otros eventos como noches culturales con, por ejemplo, la Fura de Baus, festivales también para jóvenes, para mayores (por ejemplo con Manolo Escobar), toda fiesta era válida y se pagaba sin pensar en el futuro; gastos masivos que también se hicieron para inversiones en un agresivo plan de aparcamiento (en el que 10 años después las plazas de aparcamiento, las plazas construidas se están vendiendo muy por debajo de lo que costó su construcción, perdiendo patrimonio y dinero público y demostrando la nula planificación de estas construcciones) o un plan de construcción de viviendas que corrió la misma suerte que el plan de aparcamientos (viviendas que aun hoy siguen sin vender pese a que se las rebaje el precio por debajo de su coste).  A estas inversiones se sumó, además, el conocido como plan E, que pagó una parte importante del costo de, por ejemplo el Parque Europa, algo que nunca reconocieron. Había dinero para casi todo, pero sobre todo para festejos. Se aumentó también en personal funcionario contratado en el ayuntamiento de manera masiva, especialmente en policía.

 

Cuando ya no se podía estar más endeudado en una especie de sobredosis brutal y dañina, comenzaron a dejar de pagar y acumular facturas en los cajones, así cuando Montoro emite el conocido como plan de pago a proveedores para garantizar el pago en tiempo y forma a las empresas que desarrollaban servicios y no cobraban, en Torrejon aparecen más de 6.000 facturas, 100 millones de euros sin pagar de ejercicios anteriores, gastos sin pagar de facturas de gasto corriente (luz, agua, jardines, limpieza de calles, etc.) gastos todos que deberían haber estado presupuestados.

 

 

El ministerio de Hacienda intervieNe el municipio al superar el 160% de endeudamiento

En ese momento el Ministerio de Hacienda interviene el municipio y le obliga a hacer un plan de ajuste, estamos en el 160% de endeudamiento, cuando la ley permite solo el 110% y se ponía en riesgo el futuro de la ciudad; llega entonces la mayor subida de impuestos en la historia de Torrejón y el mayor recorte social en la historia de la ciudad (se suprime la teleasistencia y casi toda la ayuda a domicilio, se elimina la uvi municipal, se recortan 400.000 € en ayudas de emergencia, y un largo etcétera) solo se mantienen algunos gastos en festejos, los gastos en publicidad y propaganda (con el Plaza Mayor como una de las revistas más caras del corredor del henares) y la Empresa Municipal de la vivienda y suelo, pese a que la empresa privada gestora de la misma cobra hasta un 6% más por cada operación urbanística que desarrolla, era vital mantener ocultos sus desmanes y mantener privatizado el urbanismo.

Y mientras se siguen acumulando facturas sin pagar, un último y muy significativo ejemplo, en marzo de 2017 el pleno aprueba un reconocimiento de facturas sin pagar de nada menos que 6.7 millones de euros y se aprueba una renegociación de la deuda con los bancos hasta el año 2040.