La larga sombra de los atentados de Barcelona está llegando a muchos rincones de España en forma de odio y rechazo a la Comunidad Islámica. Si algo pretende el terrorismo es generar un estado de pánico colectivo que lleve a que generalicemos entre nosotros y los otros, que tengamos miedo, que reaccionemos defendiéndonos, cambiando nuestros hábitos de vida, nuestra forma de funcionar, nuestra forma de pensar. La Comunidad Islámica Torrejón de Ardoz expresa su sentimiento con claridad: “Nosotros no somos el problema, sino parte de la solución”.©

Se mueven emociones básicas, primarias como el miedo que son sumamente peligrosos

Un atentando, especialmente cuando son masivos e inesperados, busca sembrar el odio y el rechazo al diferente, busca precisamente lo que lamentablemente consiguió en parte el atentado de Barcelona: que mucha gente se sienta atacada o sienta que pueden atacarle, se sienta vulnerable , se sienta amenazado y trate de reaccionar y buscar una explicación. Se mueven emociones básicas, primarias como el miedo que son sumamente peligrosos y necesitamos darle además un sentido a la sinrazón de lo ocurrido.

Si algo pretende el terrorismo es generar un estado de pánico colectivo que lleve a que generalicemos entre nosotros y los otros, que tengamos miedo, que reaccionemos defendiéndonos, cambiando nuestros hábitos de vida, nuestra forma de funcionar, nuestra forma de pensar.

Entonces, aprovechando esta necesidad de cualquier persona de entender lo incomprensible, de defenderse al sentir que él tambien puede ser atacado, surgen explicaciones simplificadoras y siempre hay, además personas y grupos interesados en utilizar estas situaciones para generar el odio e introducir discursos de rechazo al diferente.

Resulta muy fácil, pero tambien muy peligroso alentar el odio y el rechazo, si nos sentimos amenazados y al tiempo no sabemos dónde nos puede llegar la amenaza o el ataque necesitaremos encontrar respuestas, si en estas respuestas nos dejamos guiar por reduccionismos y simplificaciones emocionales cometeremos un grave error de consecuencias gravísimas para la convivencia

La convivencia, un “arma” eficaz contra el terrorismo

La amenaza son los terroristas, la excusa la religión y su interpretación, ni todos los árabes son islamistas ni todos los islamistas son radicales, deslizarse en el terreno de la generalización y simplificación solo les hace el juego a los que planifican el terror y las acciones terroristas que buscan, precisamente esto, generar odio, diferencia y respuestas de miedo y terror.

Es ahora, más que nunca cuando hay que llamar a la convivencia, a la prudencia, a la evaluación serena de lo ocurrido, cuando hay que unirse más al diferente, conociéndole, cuando hay que hablar y dialogar, cuando hay que evitar expresarse con odio o responder a la violencia con violencia, cuando hay que llamar a la convivencia y a romper con el odio, el terror y el miedo, porque si no estaremos haciéndoles el juego a aquellos que, de manera hábil, planifican estas acciones para buscar que odiemos al diferente, al árabe, al musulmán, al inmigrante.

Si nadie puede pensar que un pequeño grupo de exaltados cristianos y blancos como el Ku kus Klan, por hablar de otro fenómeno de actualidad en los lamentables manifestaciones racistas en Estados Unidos, representan a los cristianos; es igualmente erróneo pensar que los terroristas representen a todos los musulmanes o a todos los árabes.©

Comunicado de la Comunidad Islámica Torrejón de Ardoz: “El terror es el terror, y es un monstruo al que combatir, usando la paz y promoviendo la convivencia.”

Vivimos tiempos convulsos. Tiempos en los que la sociedad nos exige dar un plus. Tiempos en los que la violencia y el terror están a la orden del día. Tiempos en los que el miedo es un arma poderosa.

El mundo en el que vivimos nos prueba continuamente y debemos superarnos, pero unidos y convencidos en luchar contra esta lacra, llamada terrorismo.

El terror no entiende de naciones, culturas, religiones o ideologías. El terror es el terror, y es un monstruo al que combatir, usando la paz y promoviendo la convivencia.

Por ello, la Comunidad Islámica de Torrejon de Ardoz, y la Asociación Puente Atlas, hace un llamamiento a nuestros ciudadanos para que estas muestras de solidaridad, respeto, tolerancia, y diversidad se sigan repitiendo en nuestro municipio, sea cual sea el acto cobarde que hagan esos asesinos que no nos representan.

Instamos a la paz y a la convivencia, dos valores que son y serán los pilares más importantes de nuestra sociedad. Somos la primera línea de defensa de nuestros ciudadanos, por ello, trabajamos más que nunca en este sentido. Lo dejamos claro en los medios de comunicación, en las concentraciones, y manifestaciones convocadas y en los eventos culturales que realizamos. Recordamos las jornadas de convivencia en Marzo de este año, donde asistieron en las distintas jornadas más de 1500 personas de nuestro municipio.

Los actos de terror, como los ocurridos en Barcelona, nos duelen, pero nos hacen ser más fuertes y unidos a todos.

No Somos el problema, sino al revés, somos parte de la solución