Torrejón de Ardoz forma parte del entorno natural del Parque Regional del Sureste de la Comunidad de Madrid. En este artículo, Sendarrubia, geógrafo naturalista, escribe sobre la belleza del entorno natural en el que “vivimos”. Y lo hace a través de “En el Parque Vivo”, un proyecto programando con una amplia campaña de divulgación y sensibilización ambiental en distintos municipios del este de la Comunidad de Madrid pertenecientes a este espacio natural. El proyecto se plantea para resolver el sorprendente desconocimiento existente entre la población acerca de sus valores ambientales y de los beneficios que produce su correcta conservación. No podemos ser indiferentes, el parque tiene que estar más presente en el sentir diario de la gente, que tiene que ser consciente del importante patrimonio natural que se esconde en cada rincón de un territorio que fue marginado y presentado en sociedad como soporte para actividades insalubres o altamente degradantes. Ahora nos toca cuidarlo y defenderlo.©

“EN EL PARQUE VIVO” donde la ciudadanía vive, cuida y siente sus espacios naturales

Seguramente que más de una vez nos hemos preguntado si es normal que tengamos nuestros ríos contaminados, el aire peligrosamente irrespirable, nuestro territorio prácticamente deforestado y cada vez más invadido por un urbanismo irresponsable y depredador. A pesar de estas grandes debilidades no todo parece ser así. En medio de la desolación y durante los años noventa se declaró en nuestra comarca uno de los espacios naturales protegidos más importantes de la región, el Parque Regional del Sureste de Madrid, aunque pasó injustificadamente inadvertido.

Unos años más tarde, dio a luz el proyecto “En el Parque Vivo” programando una amplia campaña de divulgación y sensibilización ambiental en distintos municipios del este de la Comunidad de Madrid pertenecientes a este espacio natural. Se planteó para resolver el sorprendente desconocimiento existente entre la población acerca de sus valores ambientales y de los beneficios que produce su correcta conservación.

Desde entonces el proyecto pretende reducir los impactos ambientales, mejorar la calidad de los ecosistemas y favorecer la participación ciudadana a través de su conocimiento y a través de acciones directas en términos de conservación junto a otras que promueven un uso sostenible del territorio. Además favorece la colaboración de las administraciones locales y regionales implicándolas en actuaciones de mejora del medio natural y en la divulgación de los valores ambientales existentes.

Han participado en las actividades cerca de 20.000 personas

Como actividades a destacar en sus distintas ediciones podemos hablar de los talleres ambientales en centros escolares, de las campañas de sensibilización e información a los visitantes, de concursos fotográficos, exposiciones, rutas guiadas por los distintos parajes naturales que forman el Parque Regional del Sureste, cursos formativos, conferencias, recuperación de los ecosistemas más degradados, reforestaciones y limpiezas de residuos, que han impulsado la participación de cerca de 20.000 personas, especialmente escolares.

Este proyecto está organizado por la Asociación Centro Trama y ha sido financiado en las distintas ediciones por la Obra Social Caja Madrid, Fundación Biodiversidad, Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid y los Ayuntamientos de San Fernando de Henares, Mejorada del Campo, Arganda del Rey, Rivas Vaciamadrid y Velilla de San Antonio.

Entre su diverso conjunto de propuestas, hemos querido dar un protagonismo fundamental a la participación escolar, ya que son ellos los que de una manera más objetiva observan, analizan y entienden lo que está pasando en nuestro entorno natural. Como consecuencia de ese trabajo proponen soluciones e ideas que posteriormente serán llevadas a las instituciones con competencias de gestión para que tomen medidas. Son nuestros jóvenes los que heredarán este importante patrimonio, y os puedo asegurar que, una vez conocido, no desean perderlo


Plantación de bellotas en el vivero

Durante el programa, Hemos replantado encinas, quejiGos, coscojas, espantalobos, majuelos, olmos, fresnos, álamos o sauces

Uno de los programas más interesantes del proyecto “En el Parque Vivo” es el denominado “Por el Bosque Vivo” pensado para alcanzar un gran objetivo, conseguir que los bosques del Parque Regional del Sureste no sean un elemento marginado y testimonial en claro proceso de degradación.

Esta actividad se desarrolla gracias a la colaboración del Ayuntamiento de San Fernando de Henares, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, el Centro de Educación Ambiental Caserío de Henares y WWF España.

Al mismo tiempo que recolectamos material vegetal de especies autóctonas en distintas partes del parque, aprendiendo mucho sobre la belleza y los beneficios que nos producen los bosques y cultivando esas mismas especies en el vivero de Caserío de Henares, hemos ido despertado el interés ciudadano sobre el esencial cuidado de nuestros bosques.

Posteriormente, durante las campañas de plantaciones realizadas entre el otoño y el invierno, cientos de árboles y arbustos van enriqueciendo distintas zonas que sufrían síntomas de empobrecimiento florístico, abundancia de especies exóticas invasoras o degradación de la vegetación y los suelos. Entre las especies que hemos utilizado hay desde encinas, quejigos y coscojas hasta rosales silvestres, espantalobos, majuelos o retamas pasando por olmos, fresnos, álamos blancos y negros, tarayes o sauces.

Este ilusionante programa es posible gracias a los voluntarios que han participado y cuya aportación es fundamental para desarrollar cada una de las tareas realizadas

Concurso fotográfico

El ciclo se complementa con un proceso de mantenimiento anual de las zonas donde hemos plantado árboles y arbustos limpiando residuos, revisando protectores, con riegos durante el verano, etc.

Por último, nos gustaría destacar la labor que cumple dentro del proyecto el concurso fotográfico como elemento de concienciación y difusión de los valores ambientales de este espacio natural protegido.

El objetivo fundamental del concurso fotográfico es dar a conocer y ayudar a difundir entre la ciudadanía los paisajes y la biodiversidad del Parque Regional del Sureste a través de la fotografía, una actividad creativa y respetuosa con el medio ambiente que nos permite acercarnos a los valores naturales de este Parque.

Desde el año 2007 se han convocado distintas ediciones en las que han participado más de mil personas procedentes de todos los rincones de la Comunidad de Madrid, incluso también de otras comunidades autónomas mostrando paisajes espectaculares, una flora muy singular y especies de fauna únicas en la región.

Estas fotografías han servido para ofrecer al resto de la ciudadanía toda la frágil riqueza natural que se esconde tras un territorio aparentemente urbanizado pero con importantes espacios para el disfrute y el conocimiento ambiental.


Las lagunas de El Campillo (Rivas Vaciamadrid) y el Raso (Velilla de San Antonio) son dos de los humedales madrileños más representativos

La magia de los bosques en otoño, cerca de nuestros municipios

Se ha demostrado también que no hace falta recorrer grandes distancias para sentir la magia de los bosques en otoño, el bullicio ornitológico de los humedales, el sutil contraste y la verticalidad de los cantiles yesíferos o la explosión de color y las texturas que brotan de la tierra en primavera en forma de flores y plantas de lo más diverso que hay en Madrid. La mejor de las ventanas que el parque tiene para asomarse a la sensibilidad vecinal es a través de las exposiciones que hemos organizado en bibliotecas, centros culturales, centros de educación ambiental y hasta alguna con carácter permanente en los propios ayuntamientos de la zona.

Ahora, el parque está más presente en el sentir diario de la gente y somos más conscientes del importante patrimonio natural que se esconde en cada rincón de un territorio que fue marginado y que se presentaba en sociedad como soporte para actividades insalubres o altamente degradantes con su entorno.

El Parque Regional del Sureste un referente de transformación social y territorial

Son cada vez más los organismos y las asociaciones que se unen al proyecto, y no cabe duda de que hay mucho camino por recorrer y que todavía estamos lejos de alcanzar nuestros grandes propósitos, como el de convertir al Parque Regional del Sureste en referente de transformación social y territorial alcanzando la máxima cota de sostenibilidad y desarrollo en equilibrio con los valores naturales de la zona.

El Parque Regional del Sureste empieza así una nueva etapa cargada de iniciativas encaminadas al acercamiento de los espacios naturales a los ritmos y hábitos diarios de una sociedad que tiene que volver a sus orígenes, alejándose con ello de la burbuja casi hermética e impenetrable propia de los entornos excesivamente urbanizados.©


A 3 km de Torrejón de Ardoz