Escándalo social y responsabilidad política en la gestión pública de viviendas sociales, bajo los gobiernos del Partido Popular. Un oscuro negocio.

 

Es la historia de un entramado societario de una operación que ha creado alarma social y pone en evidencia la oscura gestión pública de viviendas sociales, bajo los gobiernos del Partido Popular

“Encasa Cibeles, en una oscura operación, pagó por cada vivienda pública adquirida una media de 65.000,00€, y posiblemente las cifras sean similares en el resto de promociones adquiridas por fondos buitre. Un precio insultante si lo comparamos con los más de 100.000,00€ que pretenden cobrarles a sus legítimos adjudicatarios. Más insultante aún si tenemos en cuenta que ese precio es sensiblemente superior al valor de tasación actual”

Hay que recordar que para que estos fondos buitre puedan adquirir los bloque de viviendas protegidas, la Dirección General de vivienda de la Comunidad de Madrid tiene que autorizar esa operación, cosa que a día de hoy sigue haciendo, pese a que su obligación sería no hacerlo.”

Evidentemente, la quiebra y posterior rescate de CajaMadrid (con nuestro dinero, no lo olvidemos) no ha sido una cuestión ajena a esta operación, ni a muchas otras. En el momento de su rescate es cuando los denominados “fondos buitre” hacen honor a su nombre, adquiriendo a precio de saldo decenas de promociones que en su inicio fueron financiadas por la Caja de Ahorros de Madrid.”

Y cuando los vecinos afectados se reúnen y se organizan para defender sus derechos y sus contratos, reciben presiones que no dudan en calificar de “prácticas semimafiosas” como un aumento brutal del coste de determinados servicios básicos, implantación de vigilancia en los edificios para presionar en los pagos, obstaculizan a las familias para que no se organicen, arrancan los carteles y para realizar todas estas prácticas, se amparan en una normativa Municipal sobre “vigilancia de viviendas” del gobierno municipal del PP en Torrejón de Ardoz, aprobado en solitario.