Select Page

Mil guitarras para Victor Jara… en Torrejón

Mil guitarras para Victor Jara… en Torrejón

Mil guitarras para Victor Jara

El sábado 8 de octubre, en el “Centro Social 8 de Marzo”  celebramos un concierto dentro de la campaña mundial “Mil guitarras para Victor Jara”, en recuerdo de su asesinato que se celebra en estas fechas, auspiciado por la Fundación VJ y Cultura Recoleta desde Chile. Hace apenas unos meses, este verano de 2016, se juzgó en EEUU a uno de sus asesinos y torturadores.

“Yo no canto por cantar, ni por tener buena voz. Canto porque la guitarra, tiene sentido y razón”.

 

El Homenaje transcurrió con emoción y con más de una lágrima, Victor Manuel Baena, impulsor y organizador del evento; junto a Efe (Yoni) y otros cantautores locales de la comarca, sus guitarras y sus voces nos hicieron pasar una tarde memorable. También se hicieron lecturas de poemas y se dedicaron palabras hermosas al artista y luchador chileno.

El “Centro Social 8 de Marzo” puso todos sus medios para hacer posible este acto cultural. Y junto con todas las personas que acudieron, vivimos unas horas mágicas.

Cansados y con sus manos entrelazadas en la nuca, los 600 académicos, estudiantes y funcionarios de la Universidad Técnica del Estado (UTE) tomados prisioneros por los militares golpistas, iban entrando al Estadio de Chile. Era el 12 de septiembre de 1973.

Con voz fuerte y arrogancia, el oficial repentinamente gritó al ver a un prisionero de pelo ensortijado:

-¡A ese hijo de puta me lo traen para acá! –  “¡A ese huevón!, ¡a ése!”.

Le gritó al soldado, que empujó con violencia al prisionero.

-¡Así que vos sos Víctor Jara, el cantante marxista, comunista concha de tu madre, cantor de pura mierda!

Porque Jara fue, con su guitarra y con sus versos, el trovador de la revolución socialista del Gobierno de Allende en Chile.

De origen campesino, heredó de su madre la afición por la música.

Mientras estudiaba dramaturgia, comenzó a tocar y componer con el grupo Cuncumén. Después, trabajó con la pléyade del folclor chileno: Quilapayún, Inti-Illimani, Ángel e Isabel Parra, Patricio Manns, y Rolando Alarcón.

Violeta Parra, la autora del universal Gracias a la vida, fue una de las que descubrió tempranamente el talento de Jara como compositor e intérprete.

 

“Lo golpeaba, lo golpeaba. Una y otra vez”.

Los prisioneros se habían quedado pasmados mirando la escena. Cuando el oficial, conocido como El Príncipe y hasta hoy no identificado con plena certeza, se cansó de golpear, ordenó a los soldados que pusieran a Jara en un pasillo y que lo mataran si se movía. El autor de canciones como El cigarrito y Te recuerdo Amanda, que Serrat, Sabina, Silvio Rodríguez y Víctor Manuel han incorporado en sus repertorios, entró así al campo de prisioneros improvisado por los militares donde vivió sus últimas horas.

Por su impacto y la impunidad, el crimen de Jara es en Chile el equivalente al asesinato de Federico García Lorca en España.

Sólo tres personas acompañan a Joan en el funeral semi clandestino que se celebró en el Cementerio General de Santiago, donde fue inhumado en un humilde nicho. Jara, está en su cenit creativo, poco antes de cumplir 41 años, y quienes tronchan su vida no saben que lo están haciendo más universal.

“Yo no canto por cantar / ni por tener buena voz, / canto porque la guitarra / tiene sentido y razón”.

About The Author

Rosa Martín

Actriz aficionada amante del teatro, la poesía, la música, el arte... Pero del arte comprometido con una causa social. Siempre ha tenido especial sensibilidad por la gente que la rodea, y por ello trata de realizar obras que denuncian todo abuso y que intentan hacernos pensar.

1 Comment

  1. Un placer haber estado en este evento artístico y reivindicativo, recordando aquellas canciones que fueron (y son) un himno de las movilizaciones populares. Hacen falta más actos así 😉

    Responder

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe los artículos

Archivo de publicaciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Shares
Share This