El Ayuntamiento de Madrid rechaza que las 200.000 toneladas de basuras de Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, Loeches, Mejorada, Torres de la Alameda, San Fernando de Henares, Velilla de San Antonio, y el resto de los municipios de la Mancomunidad del Este, sean enviados a la planta de Valdemingómez, temporalmente, mientras se construye el denominado popularmente como “MACROVERTEDERO de Loeches”, a unos 3 km del Parque Europa y el Soto del Henares en Torrejón.

Los municipios de la Mancomunidad del Este no están asumiendo su responsabilidad en el tratamiento de la basura que generan, durante años han mirado para otro lado, y han tomado decisiones sin pensar en el futuro, ni en el medio ambiente, o nuestra salud. No importa que los partidos políticos hayan sido de uno u otro signo, no importa si procedían de la vieja política o la nueva, todos han actuado pensando en los votos de sus localidades y no han alzado la vista tan siquiera para mirar a la comarca que habitamos.

A pesar de la inversión pública que supone los más de 55 millones de euros que la Comunidad de Madrid destinará a la Construcción del “Macrovertedero de Loeches”,  para unas instalaciones que luego gestionaran empresas privadas, y los 70€ por tonelada que costará verter en las nuevas instalaciones, en lugar de los 20€ actuales, el proyecto de gestión de residuos llegará tarde (o no llegará) a cumplir las directrices de la Comunidad Europea en el cuidado del medio ambiente.

Los municipios deberían poner en marcha en un programa eficiente de “Economía Circular”, según la normativa europea… Algunas ciudades Europeas y españolas ya están cumpliendo el programa, pero nosotros, en Torrejón de Ardoz, y demás municipios de la Mancomunidad del Este, aún ni hemos empezado, ni tenemos planes para cumplir dicha normativa a coto o medio plazo, a pesar de que en ello, nos jugamos nuestra propia salud y el cuidado del ecosistema de nuestra comarca. 

Desde la Comunidad de Madrid lograron que el Alcalde de Loeches, Antonio Notario, del PP, firmara por fin el inicio de las obras, observando  que esa firma irá acompañada del pago de las tasas correspondientes (5 millones de euros a lo largo de la ejecución de todo el proyecto); además el gobierno autonómico se ha apresurado a adelantar la primera partida para la ejecución del proyecto (16,5 millones de euros); pero a pesar de las prisas, lo cierto es que aún hay pendientes recursos por vía judicial y un rechazo popular creciente entre los vecinos y vecinas de toda la comarca. Podría incluso complicarse y mucho la construcción de esta planta en Loeches.

La plataforma “NO MACROVERTEDERO, SÍ RESIDUOS O“, otros colectivos, y vecinos y vecinas de los municipios afectados, reclaman políticas de residuos cero, y reciclaje selectivo, que ya se están utilizando en otras ciudades y son eficaces.

Modelos como el de Milan, adoptados ya en decenas de municipios europeos (también españoles) en la recogida de basuras, puerta a puerta, portal a portal, de residuos orgánicos en bolsas biodegradables y compostables, supera ya el 50% de recogida selectiva y un índice del 95%  en materia orgánica de calidad. Y luego claro, una buena práctica en la gestión/transformación de los residuos.  

Madrid no quiere las basuras de la Mancomunidad del Este en Valdeminguez

La Comunidad de Madrid solo traslada los problemas de unos lugares a otros, es una huida hacia adelante, tras muchos años sin hacer absolutamente nada. Y ahora que el Ayuntamiento de Madrid, tras la falta de previsión del gobierno autonómico, rechaza el envío de las 200.000 toneladas anuales de basuras a la planta de Valdemingómez, desde el Gobierno del PP autonómico les acusan de “insolidarios”.

Inés Sabanés, explica al consejero de Medio Ambiente, Carlos Izquierdo, la inviabilidad de la propuesa de la Comunidad, porque “echaría por tierra el esfuerzo de inversión y trabajo está realizando el Ayuntamiento de Madrid para eliminar al máximo las molestias que sufren los vecinos y vecinas de los distritos del sureste”. De hecho, se quiere cerrar el complejo de Valdemingómez en 2025.

Sabanés afirma, que el Ayuntamiento de Madrid considera injusto e inaudible trasladar el problema de los municipios de la Mancomunidad del Este, que no han hecho sus deberes, a los vecinos y vecinas de los barrios de Madrid en los distritos del Sureste.

Madrid no quiere las basuras de la Mancomunidad del Este en Valdeminguez

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid rechaza el vertido de las basuras de la Mancomunidad del Este en Valdemingómez

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid, de hoy jueves, 22 de diciembre, ha aprobado iniciativa presentada por Ciudadanos y Ahora Madrid que explicita el rechazo de la capital a que la Mancomunidad del Este desplacen al vertedero de Valdemingómez sus residuos y basuras, e insta al Gobierno Autonómico a buscar otra solución. El rechazo a los planes del gobierno autonómico, se ha refrendado con los votos de Ahora Madrid, Ciudadanos y el PSOE y la oposición del PP.

Ante las acusaciones de insolidaridad de Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, declara “si hay alguien que puede dar un ejemplo de solidaridad son los vecinos de los distritos sureños de la ciudad, afectados durante años por los malos olores que llegan de Valdemingómez”. E insiste que es la Comunidad quien tiene que resolver este problema, porque el Ayuntamiento de Madrid no va a poner en peligro “toda la planificación municipal, porque alguien no ha hecho su trabajo”

El concejal de Ciudadanos Sergio Brabezo ha abogado por “proteger los intereses de los madrileños, que no tienen que pagar con sus impuestos la mala gestión de otros municipios”, y evitar que la capital se convierta en el vertedero de la Comunidad de Madrid.

La Comunidad de Madrid dice ahora que también está pensando en trasladar las basuras, temporalmente, de la Mancomunidad del Este, a otros vertederos como el de Pinto, pero es que tanto los vertederos de Colmenar como el de Pinto también están a punto de colmatarse.

La Comunidad de Madrid durante los muchos años no ha hecho sus deberes en gestión de residuos y materia medioambiental, y ahora está ante un abismo. 

Madrid no quiere las basuras de la Mancomunidad del Este en Valdeminguez

Los ayuntamientos de San Sebastián de los Reyes, Torrelodones, El Molar, Soto del Real, Alpedrete, Bustarviejo, El Boalo-Cerceda y Matalpino, Cercedilla, Manzanares El Real, Miraflores de la Sierra, Moralzarzal, Navacerrada y San Lorenzo del Escorial reclaman de forma conjunta de forma conjunta (octubre de 2018) tanto a la Comunidad de Madrid como a los que ostentan la mayoría en la Mancomunidad de Residuos del Noroeste, la elaboración urgente de una estrategia de gestión de residuos, “es preciso abordar de forma seria y decida el cambio de modelo en la gestión de los residuos”

La Comunidad de Madrid necesita un Plan de gestión de residuos sostenible en el tiempo, que no ponga en peligro el entorno natural ni la salud de los ciudadanos. Lo admitía en septiembre de 2016 el propio director general de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Mariano González Sáez, “Si no cambiamos el modelo, ¿qué nos pasa? Que nos vamos al abismo”. Así de crudo. Y habló de la necesidad de dar un giro a la gestión de residuos en la región, que recicla muy poco y la mayor parte de las basuras urbanas (más del 70%) acaban en vertederos saturados que ya no dan más de sí, “la estragia 2006-2016, en materia de residuos ha fracasado, necesitamos una nueva”