Javier Lostalé, poeta de la Generación de los 70, presentó su nueva obra en la última reunión de la tertulia poética Desván  el  pasado domingo 11 de noviembre, en Torrejón de Ardoz.

La estación azul, con su ojo crítico, irradió espléndidos versos en el Cafetín

A las 19 horas del segundo domingo de cada mes, como viene siendo habitual, tiene lugar la reunión de la tertulia poética Desván en El Cafetín de Torrejón de Ardoz. Allí, poetas, curiosos, despistados y clientes habituales conviven por un momento con el candor de la vida en verso que pulula en el ambiente, creando una atmósfera única en la que, durante un par de horas, el mundo entero, el universo podríamos aventurar, se concentra en este local, pues todo lo que sucede de puertas para afuera parece desaparecer, sumergidos como nos hallamos en el bálsamo reparador de la rima y la estrofa.

Los poetas, repasando versos al inicio de la tertulia

Durante la primera media hora aproximadamente se llevó a cabo la primera parte de la tertulia, donde Carmen Ortigosa nos habló del buen sabor de boca que dejó el IV Encuentro Poético Torrejón en Verso del pasado mes de octubre, y donde nos comunicó novedades en torno a Las Sinsombrero, con una posible futura puesta en escena en Getafe; acto seguido, los tertulianos habituales procedimos a declamar nuestros versos a todos los presentes a la misma, así como algún poeta que se dejó caer por allí por vez primera, y al que esperamos en lo sucesivo.

Llegó el descanso, y el escultor torrejonero Javier Rego tomó la palabra para invitarnos a colaborar en un proyecto en el que está trabajando, una interesante colaboración que no pudimos rechazar por el significado de la obra en sí cuando se haya concluido y pueda ser expuesta (y hasta ahí podemos leer, como decían en aquel famoso concurso de televisión).

Javier Rego, escultor torrejonero, realizándonos una interesante propuesta

Tras el intermedio de unos minutos para echar un cigarrillo, tomar otro café o intercambiar impresiones con los compañeros tertulianos y el público presente, procedimos a asistir a la segunda parte. En ella, Javier Lostalé, poeta, antólogo, divulgador, creador y presentador del programa radiofónico La Estación Azul y presentador del programa El Ojo Crítico (ambos en Radio Nacional de España), había venido hasta nuestro pequeño rincón para presentarnos Cielo, su nuevo poemario. Tras la pertinente introducción por parte de Carmen Ortigosa del autor, algunos de los allí presentes recitamos versos de su última obra, versos que nos cautivaron a todos, elegidos por la mano del azar, por la embaucadora tinta de sus estrofas y por el deleite que dejaba el poso de sus palabras tras sus declamaciones a un tiempo.

Tertulianos al comienzo de la segunda parte

Fernando Calvo, creador de la Tertulia, regresó sorpresivamente a la misma tras su retiro de ella el pasado mes de mayo; un grato regreso, sin duda. Para esta ocasión, recitó un poema acerca de la obra del invitado. 

Y tras esta intervención, y tras la nuestra declamando los versos de Cielo, llegó el turno del propio Javier Lostalé, que nos comentó sobre su nueva criatura, señalándola como la culminación de una especie de trilogía poética que comenzó con su libro Tormenta transparente (2010) y continuó con el poemario El pulso de las nubes (2014); nos acercó a sus letras, y a su proceso evolutivo hasta desencadenar en el volumen que tenía entre sus manos. Nos habló también de La estación azul, título del poemario que iba a publicar en aquellos momentos en los que estaba gestándose su proyecto de divulgación de la poesía para Radio Nacional, y cómo propuso el mismo nombre para este programa radiofónico, a pesar de que poco o nada tendrían que ver el uno con el otro; de ahí el error de algunos oyentes al adquirir la obra, pues consideraban que guardaban algún tipo de relación al tener un nombre idéntico. Nos obsequió con algunos de sus poemas, tanto de Cielo como de La estación azul, y conversó con nosotros, además, de su primer poemario Jimmy, Jimmy, publicado en 1976.

Javier Lostalé, invitado de la tertulia este mes

Para finalizar, llegó el correspondiente turno de preguntas, donde se propusieron interesantes cuestiones, que dieron paso a no menos interesantes respuestas, que nos llevaron a momentos de reflexión, de ironía, de realidades pasadas, de tiempos clandestinos, de metáforas de vida, y de sonrisas. Que no todo en la poesía tiene que ser algo oscuro o negativo.

Fue, sin duda, el mejor broche para una grata velada en El Cafetín, el punto de reunión de los poetas torrejoneros (y de todo el que quiera acudir, aquí no se cierran las puertas para nadie). 

Ahora, nos queda el recuerdo de esta brillante tertulia, y la espera impaciente hasta que llegue la próxima, y luego la siguiente, y la que llegue después, y la sucesiva, y… Con la certeza de que serán jornadas tan fructíferas e inolvidables como lo han sido sus antecesoras.©

Algunos miembros de la tertulia junto a Javier Lostalé tras la finalización de la misma

Todas las fotografías son de Ángel Gómez Cuadrado,  y el pie de foto es visible pulsando sobre ellas.

El lugar, Cafetín Desván, un rincón único en Torrejón donde las paredes respiran cultura, las estanterías huelen a libros y la barra sabe a buenas copas bajo un ambiente ameno.