Izquierda Unida (IU) de Torrejón de Ardoz acusa a Luis Andrés Pérez, dirigente de PODEMOS en la Comunidad de Madrid, y exportavoz del grupo municipal SSP en el Ayuntamiento torrejonero, de actuar sin ética y traicionar la confianza que sustentaba el pacto entre ambas formaciones políticas en nuestro municipio. Esta ruptura ahonda la crisis y el desencuentro entre los partidos de la oposición en nuestro municipio, a tres meses de las elecciones municipales.

Según denuncia IU en una nota de prensa, recibida ayer 1 de febrero de 2019, el concejal de SSP Luis Andrés Pérez, miembro de PODEMOS Torrejón y dirigente de PODEMOS en la Comunidad de Madrid, presentaba esta semana una querella contra varios miembros del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, a partir del uso no consentido de la información y documentación recabada por el concejal Francisco Hernández de GANAR TORREJÓN (IU-EQUO).

“Nuestra organización tuvo conocimiento de que ayer, a las 9:30 de la mañana, el concejal Luis Andrés Pérez Jiménez presentó una querella contra diversos cargos del Ayuntamiento de Torrejón, entre ellos el actual alcalde, Ignacio Vázquez Casavilla. En la nota  de prensa emitida se fundamenta esta querella en “las múltiples irregularidades detectadas en la gestión de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) de Torrejón de Ardoz”

Desde Izquierda Unida Torrejón  queremos aclarar y manifestar que toda la información sensible con la que el abogado de Luis Andrés ha configurado la querella tiene su origen en nuestro secretario político y actual portavoz del grupo municipal Ganar Torrejón (IU – Equo), Francisco Hernández Herrero. Dicha información fue compartida por Hernández con Pérez en el marco de colaboración que existía debido al acuerdo entre el grupo municipal de Ganar Torrejón (IU – Equo) y Sí Se Puede. Una vez finalizado el acuerdo, Luis Andrés manifestó su intención de hacer uso de esa información para sus propios fines a pesar de no contar con el consentimiento de Francisco. 

Hernández es la única persona no cercana al Gobierno Municipal que puede tener conocimiento de la información sensible de la EMVS, porque es el único concejal que mantiene presencia en el Consejo de Administración de la EMVS; precisamente con el fin de señalar su mala gestión. Además, basta repasar el acta o las mociones de cualquier Pleno para ver que Francisco es el concejal de la oposición que mayor conocimiento tiene de la gestión de la EMVS. 

Condenamos absolutamente la actitud de Luis Andrés, al no considerarla propia de la ética y la confianza que debe imperar en dos grupos municipales cercanos como son los nuestros. 

Una actitud de este tipo puede ser denunciable por otro letrado ante el Colegio de Abogados, solicitando la inhabilitación del abogado que representa a Luis Andrés y el fin de la querella criminal. Si bien, no vamos a realizar esta acción porque con ello generaríamos un hecho aún más injusto, proteger al PP de Torrejón ante sus responsabilidades. 

Nos mantendremos expectantes ante el desarrollo de la querella y valoraremos personarnos a la misma como parte legitimada (art. 109 bis. 1 Ley de Enjuiciamiento Criminal), dada la presencia de Francisco en el Consejo de Administración”.

Desde esta revista, ya nos hicimos eco hace una semana, del hartazgo del concejal Francisco Hernández Herrero, con el resto de los grupos municipales de la oposición, ligados a PODEMOS, CIUDADANOS y PSOE, reprochándoles su oposición de “guante blanco” con el PP al ausentarse de los espacios donde se dirime la gestión del suelo y la vivienda, entre otros, en Torrejón de Ardoz. Y porque si no se está en esos espacios, como parte del Consejo de Administración de la EMVS, la oposición no tiene ojos (ni posibilidades) para controlar la acción del gobierno.

Y efectivamente, solo unos días después, los hechos dan la razón a la denuncia de IU, pues han sido finalmente los documentos del concejal de GANAR TORREJÓN que han dado soporte a la denuncia en los tribunales efectuada “con deslealtad y falta de ética” por el concejal de SSP-PODEMOS Luis Andrés Pérez.

No cabe duda, que todo esto, es una expresión más de la crisis que viven los partidos de oposición en Torrejón de Ardoz. Una crisis que no surge ahora, viene arrastrándose desde hace dos años, cuando PODEMOS TORREJÓN se rompió en dos, casi de forma definitiva. Aquel desencuentro que afectó a más del 30% de la militancia local, se acabó visualizando con la ruptura efectiva de la Candidatura de Unidad Popular SSP, y el paso del concejal Raúl de Lope y la concejala Ruth Grass a la bancada de los No Adscritos.