Luis Andrés Pérez, miembro del Consejo de Podemos en la Comunidad de Madrid, está a punto de ser destituido como Portavoz de SSP-PODEMOS en el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz.

La crisis es total en Podemos Torrejón, varios procesos de rupturas internos, expulsiones, y un autoritarismo férreo de la organización podemita en nuestra localidad, han dado al traste con un proyecto que ilusionaba a muchas personas. Al principio, hace 4 años, llegó a reunir más de un centenar de militantes activos en Torrejón, ahora solo cuenta con la participación de unos 11 vecinos y vecinas, que apenas pueden hacerse cargo de las tareas del partido y menos aún de sus relaciones con la sociedad.

El grupo municipal SSP es el resultado de una candidatura popular que se presentó a las elecciones del año 2015, y supuso un vuelco inesperado en la intención de voto en la ciudad de Torrejón de Ardoz, consiguiendo 5 concejales, convirtiéndose entonces, en el primer partido de la oposición.

La mayoría de los vecinos y vecinas que participaron en la Candidatura de Unidad Popular eran militantes de Podemos, y quizá por eso, nunca se supo preservar la independencia de ambos espacios. Hace dos años, Podemos se apropió «por la fuerza» de la Candidatura de Unidad Popular SSP. Fue en una asamblea interna (orgánica de Podemos Torrejón), muy polémica, que finalmente acabó en los consejos de garantías del partido autonómico y estatal, pero que nunca resolvió, la denuncia quedaría «almacenada en una estantería» junto a los más de 40.000 casos acumulados por todo el estado.

En aquella asamblea orgánica de Podemos, de dudosa legalidad según los 17 militantes que la denunciaron a Garantías, se impuso la tesis de los dirigentes del partido local, que consistía en dar una «muerte gradual» a SSP para ser PODEMOS quién en la práctica se hiciera cargo del grupo municipal, y rentabilizar así, el activo electoral de la CUP en Torrejón. 

A las pocas semanas, sin pudor ninguno, se visualizaba en el salón de actos del centro polivalente Abogados de Atocha, en Torrejón de Ardoz, un pacto entre PODEMOS y GANAR TORREJÓN(IU-EQUO), para el resto de la legislatura en el Ayuntamiento. Al acto acudieron los líderes autonómicos de ambos partidos, entre ellos Ramón Espinar, para formalizar y firmar dicho acuerdo. Pero nadie quiso caer en la cuenta que aquel acto suponía un ninguneo democrático para la Candidatura de Unidad Popular SSP, que se la negó hasta la posibilidad de celebrar una asamblea para tomar sus propias legítimas decisiones.

Todo este «desprecio democrático», según los 17 militantes que lo denunciaron, y otros que posteriormente criticaron este movimiento impuesto desde las cúpulas, y los terribles problemas de convivencia en el grupo municipal, en parte por el expolio político y orgánico de Podemos sobre SSP, abocaría meses después a la ruptura del partido, de la CUP, y por supuesto del Grupo Municipal. Por un lado quedarían 3 concejales/as que mantenían las siglas de SSP, y por otro quedarían 2 concejales/as como No Adscritos.

Los 3 concejales/as que se quedaron en el grupo municipal, Luis Andrés Pérez Jiménez, María Luisa García Rodríguez , y Susana Hidalgo Trapero, asumieron la disciplina total de Podemos Torrejón. 

Mientras que los 2 concejales/as No Adscritos, Ruth Grass y Raúl de Lope, pidieron la baja de Podemos, y decidieron rendir cuentas y poner su representación institucional al servicio de la ciudadanía, en asambleas vecinales abiertas, convocadas con la ayuda de la Asociación Municipalista Asamblearia de Torrejón (AMAT), para ser fieles al mandato que habían recibido en las urnas.

Ahora, las bases y militancia de Podemos que había sobrevivido a las dos excisiones anteriores, también han entrado en conflicto, y prácticamente se han roto todos los puentes de diálogo y la posibilidad de trabajo en común. Quedando unas 11 personas activas en el partido, que apenas pueden hacerse cargo de las tareas más básicas. 

Esta situación en Podemos Torrejón también tiene su reflejo en el Grupo Municipal, cuya relación de fuerzas entre los 3 concejales que quedan, ha posibilitado la destitución del Portavoz (y cabeza de lista) que durante toda la legislatura ha ejercido el cargo, y es además miembro del Consejo de Podemos en la Comunidad de Madrid, y líder «indiscutible» del proyecto de Podemos en Torrejón. Este cambio de portavocía se hará legalmente efectivo, según las fuentes consultadas, el 01 de febrero de 2019. 

Y todo esto sucede a tres o cuatro meses de las elecciones.©