En una entrevista aparecida hoy en “Diario Público”, el padre de uno de los desaparecidos en los accidentes de los helicópteros “Súper Pumas” del año 2014 y 2015, denuncia las condiciones de seguridad en las que trabajan los pilotos y las trabas que la comisión del Ministerio de Defensa pone en las investigaciones, con el objeto de “impedir que la responsabilidad llegue a los de arriba”. Y en un momento de la entrevista se recuerda el caso del F18 que se estrelló en la base aérea de Torrejón de Ardoz hace unos meses. El periodista pregunta a Sebastían Ruiz si conoce el reciente caso del piloto, el teniente Fernando Pérez Serrano, que fue presionado para volar días antes de estrellarse en la base de nuestro municipio.©

Después de los accidentes de los helicópteros “Súper Puma'” del año 2014 y 2015, más militares han muerto en accidentes producidos en extrañas circunstancias. En Público hemos revelado que el piloto fallecido en el F18 estrellado en Torrejón  fue presionado para volar días antes: ¿le suena la situación?, a lo que Sebastían Ruiz responde que sí:

“Cualquiera que conozca un poco cómo funciona el Ejército del Aire sabe que una cosa es que, en teoría, el comandante de un avión o de un helicóptero pueda tomar la decisión de no salir por determinadas causas. Y otra cosa es que, como todo el mundo de dentro sabe, la misión es lo principal para los jefes, para los altos mandos que quieren hacer méritos. La seguridad para ellos no es lo primero, está en un segundo plano.”

Y continúa, “La presión que tienen los pilotos para salir sí o sí y no desobedecer las órdenes que tienen les pesa muchísimo. El que no está dentro no se lo cree, se cree que uno puede decir no vuelo y ya está y no es así. De hecho todos conocemos que quienes en algún momento han discrepado con los mandos… Pues han sufrido las consecuencias. Lo que pasa es que nadie habla porque tienen miedo a las represalias. El miedo es humano, contra eso no se puede hacer nada.”

Accidente mortal en un F18 al despegar en Torrejón de Ardoz

El periodista vuelve a preguntar, El JEMA, Javier Salto, era entonces Jefe del Mando Aéreo de Canarias cuando informamos sobre las presiones a las que fue sometido el piloto del F18; pero Salto lo desmintió apenas dos horas después, sin investigar la información. ¿Qué les dice este nombre?:

“Nos dice mucho. Muchísimo. Javier Salto es el que le hizo la faena al entonces ministro [de Defensa, Pedro] Morenés de quitarle de en medio el tema para que no se preocupara. Es el que ha estado moviendo los hilos y mintiendo desde el principio. Este hombre ha mentido y se va a demostrar en nuestro procedimiento. Lo que no puede hacer ahora es esfumarse y hacer que parezca que él era invisible el 20 de marzo de 2014, cuando llegó el superviviente a tierra”.

“Aquel día, tal y como manifestó el padre del superviviente en sede judicial, este hombre trató de amedrentarle, silenciarle, obligarle a decir que él no vio nada… Por eso le digo que desde el minuto uno todo se ha preparado para que no exista responsabilidad”.

JEMA Javier Salto

Sebastián Ruiz sigue firmando sus correos como Sebas, padre. Su hijo, el teniente Sebastián Ruiz, falleció en 2014 cuando contaba 29 años. Desde entonces Sebas, padre, gestor procesal de la Administración de Justicia, viene denunciando cómo el Ejército del Aire “canibaliza” piezas ya usadas en otros aparatos para mantener sus aeronaves más viejas en vuelo, que hay helicópteros militares que en ocasiones superan los 35 años de uso.

Sebas, padre intenta “limpiar la memoria” de su hijo en los tribunales. El Ejército mantiene que el siniestro en el que perdió la vida el teniente Ruiz fue responsabilidad de los pilotos (él era copiloto aquel 19 de mazo). Asegura que aquella noche cerrada perdieron la orientación espacial y precipitaron el helicóptero al mar. Las pruebas que recaban las familias dicen lo contrario. También el testimonio del único superviviente, el mecánico Jhonander Ojeda, que reveló a su padre que el hoy Jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA), Javier Salto, le hizo firmar “un pacto de silencio” sobre el motivo real que provocó la muerte de Ruiz y otros tres militares.

Sargento del ejército denuncia fallos de mantenimiento tras un accidente de un Súper Puma

Solo queda seguir peleando en los tribunales

Sebastián Ruiz es el padre del teniente Sebastián Ruiz Galván, fallecido en el accidente del helicóptero del SAR de 2014. Cuenta que le dijo al padre de Jhonander: “nuestros niños se merecen todos los homenajes, pero el mejor sería que te personases en el sumario para por lo menos saber qué pasó”. A raíz de esa conversación, Ojeda decidió revelarle la verdad y, posteriormente, declarar ante el juez desvelando el secreto de su hijo. Ahora, reclama el padre del teniente Ruiz Galván, “le pedimos a la Ministra de Defensa que nos ayude a que una comisión de técnicos independiente haga un examen de las pruebas”.

“Para el Ministero de Defensa nunca hay ninguna responsabilidad del JEMA, del jefe del MACOM [Mando Aéreo de Combate], del jefe del MALOG [Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire] del coronel de la base que sea… De comandante para arriba nunca hay ninguna responsabilidad. ¿Tan buenos son? ¡Pues se les caen los aviones y los helicópteros!”, acaba afirmando Sebas.©

Accidentes aéreos F18 en el ejército español