CCOO se retira de la mesa negociadora por el empleo en Torrejón de Ardoz, y no acepta un acuerdo que califica de estético y electoralista. El equipo de Gobierno solo busca una foto con los sindicatos, con fines políticos, “y en estas fotos, la CCOO de Henares, no estarán”.

Para CCOO Henares es imposible llegar a un acuerdo por el empleo con el equipo de gobierno municipal de Torrejón de Ardoz, si este no incluye medidas de seguimiento y control social. Acuerdo que, según denuncian, “parece que será suscrito por UGT y UNICEM”

IMPOSIBILIDAD DE LLEGAR A UN ACUERDO EN LA ESTRATEGIA TORREJÓN DE ARDOZ POR EL EMPLEO.

CCOO Henares, informa de su posición, a través de este comunicado:

Somos un sindicato de clase y sociopolítico, por lo tanto tenemos ideología y posicionamiento político, porque defendemos, además del salario directo en las empresas, la parte del salario diferido de la clase trabajadora, que esta percibe a través de los servicios públicos del estado del bienestar.

Desde este posicionamiento, confrontamos diariamente con un equipo de gobierno que defiende posiciones contrarias a las que desde el sindicato se defienden.

Desde esa defensa del salario diferido que nos pertenece como trabajador@s, confrontamos con este gobierno municipal, en defensa de una educación pública y de calidad; por ello impulsamos y formamos parte de la PEPTA para revertir el Centro de Educación Especial privado y convertirlo en público.

Volvemos a confrontarnos de nuevo, cuando vuelven a expoliar el patrimonio de tod@s, cediendo una parcela al colegio San Juan Bosco, para la construcción y ampliación de sus instalaciones deportivas, olvidándose de las necesidades de los 2 colegios públicos cercanos (Andrés Segovia y Vicente Alexandre) así como del resto de la población cercana.

Volvemos a confrontar con ellos, en la defensa de una sanidad pública y universal, cuando esquilman el patrimonio de tod@s, cediendo prácticamente de una  manera gratuita, otra parcela pública para la construcción de un hospital privado.

Confrontamos con ellos, cuando utilizan el dinero de tod@s, destinado a la promoción económica y creación de empleo, y lo dilapidan en fastuosas cabalgatas navideñas.

Confrontamos con ellos, cuando en lugar de apostar por empleo digno y con derechos, que pudieran haberse localizado en un parque tecnológico en el polígono Casablanca, por su gran potencialidad (3 Indras cercanas, 2 aeropuertos, universidad, Inta, ITP..etc), acaban copándolo con un macrocentro comercial, que generará empleo más precario.

Nuestra vertiente sociopolítica, nos lleva a priorizar, desde nuestros principios, los derechos de la clase trabajadora que representamos. Por ello, seguiremos defendiendo nuestras posiciones.

No obstante, como agentes sociales que somos, estamos obligados a buscar espacios de concertación, que se plasmen en acuerdos que mejoren las condiciones de vida y trabajo de la ciudadanía de Torrejón y conjunto de ciudades de nuestra influencia.

Con esta intención, y a pesar de las diferencias políticas que podamos mantener, nos incorporamos, junto con el resto de agentes sociales, a la mesa para el acuerdo de una estrategia para el empleo.

Conviene recordar que esta nació con la ausencia de los agentes sociales, por imposición del equipo de gobierno, y que se reanudó a instancias de los agentes sociales.

Nos incorporamos con la ambición, incluso, de ir más allá, y con la intención de dar forma a un pacto local por el empleo.

Desde el inicio, el equipo de gobierno rebajó esa intención, y apostó por un acuerdo, para nosotros, de mínimos. De mínimos, porque desde el minuto uno, sobre la mesa del acuerdo, el equipo de gobierno no ha querido ir más allá de una mera declaración de intenciones.

CCOO ha tratado, de manera constructiva, y en consenso con el resto de agentes sociales, enriquecer este acuerdo, intentando concretar esa declaración de intenciones, en algo tangible, con la propuesta de creación de mesas técnicas con capacidad de decisión que se encargaran de dar forma a las ideas genéricas que se proponían.

Hemos tratado de introducir mecanismos de fiscalización y control, que supervisaran el cumplimiento de lo acordado.

Esto último, fue una línea roja, que el equipo de gobierno, al menos con CCOO, nunca iba a aceptar. Invitándonos, incluso a abandonar el acuerdo, pues no iba a permitir que nadie fiscalice su acción de gobierno.

En definitiva, en CCOO creemos, que al menos con el documento que nosotros barajábamos en la mesa, no podemos hablar de una auténtica estrategia por el empleo. Son una serie de medidas inconexas, y propuestas genéricas, que carecen de aspectos concretos, y que dificultan, cuando no eliminan, los elementos de gobernanza, propuesta, seguimiento y control, que cualquier acuerdo de este tipo debe tener. Además, sin pudor alguno, plantea objetivos que se contradicen con la acción de gobierno diaria.

En conclusión: Creemos que lo único que perseguía el equipo de gobierno era una foto, con fines políticos, a las puertas de un periodo electoral. Y en estas fotos, las CCOO de Henares, no estarán.

Lo que mal empieza, mal acaba….