El pasado Viernes el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz anunciaba la finalización de la primera fase del “anillo ciclista / carril bici” de nuestra localidad, que discurre entre el hospital y estación de renfe de Soto del Henares y el “Parque Europa”.

Esta infraestructura que a priori es una buena noticia para los vecinos y vecinas de Torrejón de Ardoz a los que les gusta la bicicleta, pero nace con una serie de defectos de los que el ayuntamiento no informa en su nota de prensa, que, como viene siendo habitual, se centra en hacer publicidad y no en dar información de servicio público, como es su obligación.

Un anillo ciclista no es un carril bici. El ayuntamiento confunde deporte y ocio con transporte.

Tal y como anuncia el consistorio, se trata de un “anillo ciclista” que rodea la ciudad discurriendo entre el hospital y la estación hacia el turístico “Parque Europa”. Pero esto no es un carril bici: Un carril bici se usa para desplazarse al trabajo, a estudiar, a la biblioteca, a visitar a unos amigos, etc. y debería unir los principales puntos de la ciudad de la forma más rápida y segura posible. Un anillo ciclista es todo lo contrario: Se trata de una infraestructura pensada para el deporte o el esparcimiento de fin de semana, para el tiempo libre, en definitiva. Y en este caso es lógico que circule hacia, o por un parque y rodeando la ciudad.

Un carril compartido para bicicletas y peatones es peligroso e ineficiente

Los peatones no puede andar (ni correr) por un carril bici. Es peligroso y no funciona. Ningún ciclista que esté desplazándose a trabajar por la mañana o que haga deporte el fin de semana, usará un carril bici que discurre por aceras, con niños y niñas jugando alrededor, con padres y madres empujando carritos. Las bicicletas son vehículos y pueden adquirir una velocidad demasiado elevada para usar aceras ya que podrían atropellar y causar heridas a viandantes o corredores.

Una madre pasea a su hijo por el carril bici
Un carril bici no se hace con dos líneas blancas pintadas en el suelo

Dos líneas blancas paralelas pintadas en el suelo no delimitan nada, menos aún cuando pasan por un paseo peatonal, o lo cruzan. Un carril bici no puede tener giros de 90 grados en una acera y menos si enfrente hay una terraza de un bar. No tiene sentido.

Carril bici por la acera en el Soto del Henares

Torrejón de Ardoz es una ciudad prácticamente llana, construida de forma longitudinal aprovechando estructuras viarias como antigua carretera nacional II o la vía del tren, y no tiene un tráfico exagerado ya que no es una ciudad de millones de habitantes, por lo tanto es una ciudad ideal para establecer rutas seguras para la bicicleta.

Los “anillos ciclistas” están bien para los fines de semana, para ir despacio con la bici dando un paseo tranquilo, para llegar a un parque, pero no hacen que se pueda usar la bicicleta como transporte alternativo.

Torrejón necesita a la bicicleta, la necesitamos. Tenemos una ciudad altamente contaminada en la que el tráfico rodado se prioriza y en el que los conductores ven a la bicicleta como un estorbo. Tenemos que cambiar de rumbo y para ello el ayuntamiento, mirando a otras ciudades cercanas, tiene la obligación de actuar ya:

  • Creando rutas limitadas a 30 km/h en aquellas vías donde el tráfico no sea denso y no sea peligroso para el ciclista rodar junto al resto del tráfico. Las calles del centro son un ejemplo como comentaba en el artículo en el que hablaba del aparcamiento de la calle Libertad.
  • Creando carriles-bici separados físicamente de las aceras y de las vías para coches allí donde el tráfico sea denso y sea peligroso el desplazamiento en bicicleta.
  • Creando aparcamientos de bicicletas. Estos aparcamientos deben estar cubiertos y ser seguros en zonas de máxima afluencia como pueden ser las estaciones de tren.
  • Haciendo campañas de concienciación para que los conductores traten con respeto a los y las ciclistas.
Necesitamos un plan ciclista serio dentro del modelo de transporte de Torrejón de Ardoz
Carril bici que ocupa una acera y termina en la terraza de un bar

Necesitamos ya un plan ciclista serio, que supere el plan general de ordenación urbana, que nos ha dejado, después de varios gobiernos de distinto color político, numerosos tramos de carriles bici mal construidos, inconexos, con coches aparcados encima, con árboles o mobiliario público en medio y que no sirven absolutamente para nada.

¿Usas la bicicleta en Torrejón para desplazarte al trabajo o a estudiar? Cuéntame tu experiencia aquí.