En la tarde de ayer, jueves 30 de mayo, en la Biblioteca Central “Federico García Lorca,” tuvo lugar la presentación del poemario TRAS LA PUERTA, de Carmen Ortigosa Martín.

La Coordinadora del Centro, Pilar Montes, dio la bienvenida a los asistentes y cedió la palabra al Concejal de Cultura, Rubén Martínez, para la salutación institucional.

TRAS LA PUERTA es el tercer poemario que publica Carmen Ortigosa. Está prologado por Francisco José Martínez Morán y es el primer libro de una colección que, con ese título, y con el patrocinio de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, se irá publicando paulatinamente, dando la oportunidad a diferentes poetas de nuestra localidad de ver publicados sus poemas en un libro.

Tras las oportunas presentaciones se proyectó un vídeo realizado especialmente para este evento por Pilar S. Tarduchy y Óskar Rodrigáñez, en el que se muestra una semblanza audiovisual de la vida y obra de Carmen Ortigosa, jalonada por algunos poemas incluidos en el libro que se presenta, declamados por la propia autora.

Seguidamente, Carmen García, miembro también de la Comisión de la Asociación “Tertulia Poética Desván”, dio lectura al Prólogo del libro, escrito por Francisco José Martínez Morán.

El firmante de estas líneas y Víctor Baena, fuimos los músicos invitados por Carmen Ortigosa para amenizar y ambientar la presentación de TRAS LA PUERTA. Para ello, inspirado en la fotografía de la portada del libro y en algunos de los poemas que contiene, tuve el enorme placer de componer una breve pieza que interpreté al piano, dando paso a la lectura de una selección de poemas integrados en este volumen, a cargo de diferentes miembros de la “Tertulia Poética Desván” sobre el fondo musical de la guitarra y el teclado que, alternativamente, se iban repartiendo los poemas. Así, Maribel de Lope leyó “¡Dime que me quieres!”; Juana Loro, “Encuentro”; Berna Patier, “El próximo día”; Ramona Palomares, “He visto tus labios”; Manuel Rodríguez, “El botón de un sentimiento antiguo”; Alba Fernández, “Elegía”; Carmen García, “La casa de tu boca”; Esther Martín, “Infinitas palabras”; Sergio Pardo, “Atravesada por una ilusión”; Juana Sánchez, “Bajo un cielo de hiel” y María Jesús Jiménez declamó “El otro lado”.

TRAS LA PUERTA de Carmen Ortigosa Martín

Hacia la mitad del recital de poemas se hizo una pausa en la que Víctor Baena rindió un oportuno homenaje al cantautor Alberto Cortez, recientemente fallecido, cantando su famosa canción “Castillos en el aire” y acompañándose con la guitarra.

Como broche final a este acto, Maribel de Lope, miembro de la Tertulia y del grupo de teatro local “Voces de Mujer”, interpretó uno de los poemas de TRAS LA PUERTA, al que Víctor Baena y ella misma han añadido, respectivamente, acordes y melodía. De esta forma, Víctor a la guitarra y Maribel con su voz, interpretaron el poema que ahora es ya canción titulado “Llorar”.

El primer poemario de la Colección TRAS LA PUERTA nos presenta a una Carmen Ortigosa que se abre al lector. Nos muestra las contradicciones del sentimiento; de lo intangible del ser humano; de aquello que sólo el poeta es capaz de percibir y –lo que es aún más difícil–, de transmitir. En este libro vamos a descubrir una poesía intimista, introspectiva, a veces amarga como la hiel y otras veces puro néctar. Es una poesía sensual, incluso erótica; pero es también metafísica y abstracta; habla de nostalgia, de amor y desamor; de la vida y la muerte; de rincones inimaginables y de abismos tenebrosos. La sugerente puerta de la portada (fotografía de Ángel Gómez Cuadrado) parece incitar a traspasarla para descubrir qué se esconde TRAS LA PUERTA.

Presentación del poemario TRAS LA PUERTA de Carmen Ortigosa Martín
Victor Baena
Presentación del poemario TRAS LA PUERTA de Carmen Ortigosa Martín (02)
Presentación del poemario TRAS LA PUERTA de Carmen Ortigosa Martín (03)

Solo queda añadir que la autora ha donado la totalidad de la recaudación de las ventas de su poemario a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Torrejón de Ardoz y que el libro está a la venta en Librería Arriero


Fotografía: Angel Gómez Cuadrado