Autor: Susana Fernández

Paternidad facilitada/esfuerzo invisible de las mujeres

Torrejón de Ardoz, 1 de octubre. Susana, Cansada de quienes se aferran a sus privilegios patriarcales y de quienes dan lecciones de feminismo, escribe el segundo capítulo de su “Mirada violeta de la vida cotidiana”: Tengo la impresión que lo de los padres igualitarios desde el principio de la crianza es como lo de las meigas, haberlos “hailos”, aunque no los he visto. Lo que realmente veo es a mujeres felizmente emparejadas que sin darse cuenta se dejan la piel y su energía para conseguir que sus criaturas tengan buenos padres. Veo madres que tienen una planificación más compleja que los planes quinquenales para que sus maridos lleven a sus hijos e hijas al parque los domingos mientras ella se encargan de la limpieza, la colada y hasta las comidas semanales, para que todo esté listo cuando vuelvan.©

Leer más

La mirada violeta de la vida cotidiana: Realidades dolorosas

Torrejon de Ardoz 2017. “Me duelen comentarios que puedo oír habitualmente, incluso de personas cercanas, que manejando el tradicional mecanismo de la culpa y el no menos arcaico estereotipo de la maldad de las mujeres, se compadecen de los hombres que tras el divorcio tienen que abandonar el que fuera domicilio familiar…”.  Así empieza Susana, una serie de artículos sobre la Mirada Violeta de la Vida Cotidiana, que esperamos os interesen y como en todos los demás artículos de la revista, podéis interactuar a través de las redes sociales de PlazaTorrejón con vuestras ideas o debate.©

Leer más

Agresiones sexuales a las mujeres por los hombres ¿Dónde está la gracia?

Las agresiones sexuales a las mujeres por los hombres son tan habituales que nos hemos acostumbrado a convivir con ellas, y reír a carcajadas. Pasó hace dos días con la reportera de Euroesport Maly Thomas que sufría abuso sexual delante de las cámaras por un tenista de Ronald Garros, sus amigos reían ¿Dónde está la gracia?. Ese es el modo en que hemos aprendido a rechazar el abuso, sin escandalizar; a mantenernos en nuestra tarea sin denunciar al agresor y en silencio, sin gritar lo que nos duele para no acabar siendo la diana de la reacción machista. El varón, tiene que comprender como nos sentimos las mujeres cada día, ver si es el mundo en el que quiere vivir y si no, explorar qué podría hacer para cambiarlo ©

Leer más

LA MIRADA VIOLETA

Recibe los artículos