Autor: Silvia Román

Se llamaba Samuel, el silencio es cómplice. Carta de des-afección

Y puede, puede que esté en un momento de inflexión personal, y puede que esté amargada aunque esa emoción no va conmigo, pero lo que sí estoy es triste, decepcionada e indignada y hoy des-afectada. No quiero recibir afecto de esa sociedad tan insensible, tan consumista, tan fascista, tan inculta y tampoco quiero darlo. Hoy es soleado y me apetece pasear…

Leer más

VAILIMA. Carta de despedida: 2.0

“Sabes que de vez en cuando te ocurre. Cuando te vas a ir o vas a llegar te aferras a los lugares y a las personas y este apego te impide salir a la hora conveniente y regresar durante el mes idóneo. Recuerda que cuando saltas al vacío acabas con la piel estropeada y transparente, y al final, gastas mucho dinero en cremas exfoliantes y en lavados de piel… A menudo me pregunto por qué, un Alter Ego como yo, todo Gentleman que le gusta el lino y el blanco, así me dicen mis admiradoras, me he enredado con tus mundos lunáticos y sin estilo estético.”

Leer más

De Torrejón a Vailima. Carta de despedida

Necesitas unas vacaciones de ti misma, como yo de mí mismo. Somos demasiado intensos incluso para soportarnos mutuamente y te recuerdo que llega la Navidad.  Te propongo, pues, un destino a una isla, no desierta porque no soportamos el aburrimiento, de los Mares del Sur que se llama “Vailima“ como una canción de Aute…

Leer más

Recibe los artículos