Juan María Lorca

La supresión de los símbolos de la dictadura en Torrejón, una buena noticia

El franquismo seguía estampado en las plazas, calles y fachadas de Torrejón de Ardoz. La supresión de esta simbología de la dictadura, acordada en el pleno municipal del pasado 29 de noviembre en Torrejón, constituye sin duda una buena noticia. El procedimiento seguido por la mesa de trabajo, determinar qué denominamos símbolos de la dictadura, averiguar si existen en Torrejón, y de existir, suprimirlos, que ha sido impecable y el posterior acuerdo institucional, da que pensar que pronto nuestro municipio se verá libre de del yugo y las flechas falangistas y demás testigos tenaces de la parafernalia simbólica de un dictador, que se mantenía vigente en Torrejón, cara al sol. Juan María Lorca, nos habla del buen hacer en este procedimiento colaborativo, pero además, de algunas sombras.©

Leer más

Torrejón de Ardoz y los sucesos de Paracuellos: Noviembre de 1936

“Fueron asesinados en Torrejón de Ardoz los detenidos de cinco autobuses de los grandes, y en Paracuellos del Jarama todos los restantes. Posteriormente supo que entre las 12 y 14 de aquel día se llevaron otra expedición de presos para matarlos” … En diciembre de 1939 sería exhumada la fosa existente en el Soto de Aldovea siendo provisionalmente traslados los restos al cementerio de La Almudena hasta el entierro definitivo efectuado en febrero de 1940 en el Cementerio de los Mártires en Paracuellos, 414 cadáveres según consta en la Causa General de Madrid. Los sucesos acaecidos en el Soto de Aldovea en noviembre de 1936 y su pervivencia en la memoria colectiva muy probablemente confieran a la zona y al monumento que recuerda a las víctimas la consideración de LUGAR DE MEMORIA. “Los instantes callarán. Y hablarán quedamente las cosas” (Cesare Pavese).©

Leer más

La piel de toro. La pell de brau (Salvador Espriu)

Hablaré de Salvador Espriu, y su poesía magnífica, serena, austera, pletórica de reflexión y lucidez. Pero deseo apuntar algo sobre el desafecto que entre Cataluña y el resto de España se extiende como una mancha de petróleo, como un vendaval alentado insensatamente de un lado y otro por gacetilleros y políticos de tres al cuarto que, en vez de recibir el rechazo de los ciudadanos son seguidos y jaleados con un fervor digno de mejor causa. No caigamos en tal seguidismo y combatamos en la medida que esté a nuestro alcance la contaminación propagada por “los hunos y los hotros” -como escribió Unamuno-. Conozcamos, y reconozcamos, a Cataluña en su cultura y en su literatura tan llena de grandes autores, aún más, seamos capaces de entendernos en cualquiera de las dos lenguas. Bueno sería si en el resto de España se conociese el hermoso idioma catalán y fuéramos capaces de leerlo sin traducción. Títulos como El caminant y el mur, Final del laberint  y la publicación de La pell de brau le convertirá en un símbolo de la resistencia contra la dictadura. Así escribe nuestro vecino Juan María Lorca en su primera colaboración con PLAZATORREJÓN.©

Leer más

PlazaTorrejón

Vídeos recientes

Cargando…