Mientras siga habiendo discriminación es necesario que haya un día en el calendario (28 junio) que reivindique la tolerancia e igualdad del colectivo LGTBI. Pero un día no es suficiente para llegar a visibilizar a este gran colectivo que también debería incluir a otros como al gitano, asexual, feminista… Por ello, hay activistas que se han organizado en torno a la idea de que se tiene que seguir luchando con fines políticos para conseguir una igualdad real, fuera del mercantilismo capitalista que rodea al Orgullo. Desde la Plataforma Orgullo Crítico Madrid 2017 que tiene por lema “Disidencia es Resistencia” y “Orgullo es Protesta” denuncian la visión estereotipada de sus identidades disidentes sexuales y/o de género y la comercialización de sus derechos en el WorldPride 2017. ÁMATe como te sientas. ©

WorldPride 2017 @PlazaTorrejón

ÁMATe, tal y como te sientas

Este año se celebra la gran fiesta mundial del Orgullo LGTB en Madrid. Durante casi una semana se llevan a cabo debates, conciertos, etc., culminando con la Manifestación Mundial del Orgullo LGTB donde se espera una afluencia masiva.

Todo empieza en los años 80, a partir de las primeras manifestaciones por la igualdad de género en el barrio de Chueca (Madrid). Estas reivindicaciones van haciendo que cada vez se sume un mayor número de gente, y que empiece a tratarse como una festividad.

Año tras año, la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales) cuenta con una mayor cantidad de asociaciones con las que, por ejemplo, ha logrado que el gobierno español apruebe el matrimonio entre parejas del mismo sexo en el año 2005.

La identidad de género aún no es un derecho universal

“Por los derechos LGTBI en el mundo” es el lema manifestación WorldPride Madrid, 1 de Julio de 2017.

Si miramos el gráfico de arriba, vemos que hay países como Italia o Estados Unidos en los que menos del 50% de la población está de acuerdo en permitir el matrimonio homosexual.

Por no hablar de países como Irán, Irak, Sudán o Eritrea donde son perseguidas y sometidas a la pena de muerte aquellas personas cuya orientación sexual o identidad de género no es la establecida.

Tampoco tenemos que irnos tan lejos para ver como todavía no se consigue aceptar a una persona que desea moldear su cuerpo a cómo se siente. En España han aumentado los incidentes relacionados con la orientación sexual en los años 2015 y 2016.

Nos asusta lo diferente

Para evitar esto es necesario incorporar a la educación la idea de que todas las personas tenemos los mismos derechos, dando igual nuestra identidad de género. Lxs niñxs pequeñxs tienen que verlo como algo habitual y que no se sale fuera de la norma, para evitar en un futuro discriminar a personas por el mero hecho de no ser como lxs primerxs.

Siempre tendemos a asustarnos de lo diferente, pero hay que tener en cuenta que todxs somos iguales y a la vez diferentes, y que lo que de verdad nos tiene que importar es cómo lograr que nuestra sociedad avance con cuantas más personas mejor.

Sin embargo, mientras siga habiendo discriminación en estos aspectos es necesario que haya un día en el calendario (28 junio) que reivindique la tolerancia e igualdad del colectivo LGTBI. Esta fecha recuerda el inicio del movimiento de liberación homosexual tras los disturbios que tuvieron lugar en StoneWall (Nueva York, Estados Unidos) en 1969.

Plataforma Orgullo Crítico Madrid 2017

Por otro lado, un día no es suficiente para llegar a visibilizar a este gran colectivo que también debería incluir a otros como al gitano, asexual, feminista… Por ello, hay activistas que se han organizado en torno a la idea de que se tiene que seguir luchando con fines políticos para conseguir una igualdad real, fuera del mercantilismo capitalista que rodea al Orgullo.

Desde la Plataforma Orgullo Crítico Madrid 2017 que tiene por lema “Disidencia es Resistencia” denuncian la visión estereotipada de sus identidades disidentes sexuales y/o de género y la comercialización de sus derechos en el WorldPride 2017.

Esto hace plantear posibles retrasos en la lucha por la tolerancia, ya que las empresas pueden estar sacando beneficios con la celebración de estas festividades y la gente puede acabar olvidando el verdadero objetivo de las reivindicaciones iniciales.

En conclusión, es necesario dejarse de tanto “postureo” y pasar de verdad a la acción, llevando a cabo el camino iniciado en 1969. Los lemas y los discursos están muy bien, pero están mejor si se llevan a cabo. Porque “Orgullo es Protesta”.©