Estamos ante el 8M más feminista en la historia de Torrejón de Ardoz. “Que la huelga viaje de boca en boca, por todas las casas, por todas las aulas, que entre en los puestos de trabajo, que camine por las calles y se cuele en las conversaciones. Cuenta a la vecina que podemos cambiarlo todo, que el futuro es nuestro, vayamos todas frente al Ayuntamiento y llenemos la plaza de color morado”.

Más de 60 mujeres en Torrejón han preparado en asambleas, durante un mes o más, la concentración #8M en nuestra ciudad, venían de muchos colectivos y otras a modo propio, se han organizado, han salido a las calles, a los mercados, han preparado actividades, y finalmente han convocado a todas las torrejoneras, a acudir el día 8 de marzo, a partir de las 11:30 de la mañana frente al Ayuntamiento (en la Plaza Mayor), para exigir una sociedad con más igualdad real.

¡NOS QUEREMOS LIBRES, NOS QUEREMOS VIVAS, FEMINISTAS, COMBATIVAS Y REBELDES!… “Hoy, la huelga feminista no se acaba, seguiremos hasta conseguir el mundo que queremos”

Un pueblo más vivo que nunca

Emilia Endevini Lagar

Cuando vine a Torrejón a vivir -hace 6 años -estuve buscando grupos de mujeres feministas con las que reunirme para compartir reflexiones e intereses y continuar así mi activismo en el ámbito local.

También, como recién llegada, quería encontrar en ellas el apoyo y la complicidad de quienes miramos el mundo desde la óptica feminista (anticapitalista, ecologista y poniendo los cuidados en el centro de la organización de la vida).

Con el tiempo supe que no había grupos feministas formados en la ciudad, habría que inventarlos.

En este camino encontré algunas aliadas -gracias Susana- con las que poco a poco fuimos creando vínculos no sólo ideológicos sino también afectivos.

Gracias a estos vínculos ahora pertenezco a un círculo de mujeres con el que hacemos “micropolítica afectiva” en nuestras reuniones mensuales.

Y este año, las feministas de Torrejón – por primera vez- nos organizamos asambleariamente y creamos una comisión de apoyo a la huelga internacional de mujeres del 8 marzo. Y está siendo un éxito.

Ya es un logro que mujeres diversas, que antes hacíamos activismo feminista de una manera atomizada, nos hayamos organizado y puesto de acuerdo, con la energía puesta en una meta común: conseguir un mayor alcance de la huelga feminista, por nosotras y todas las mujeres.

En vísperas del paro se están repartiendo folletos explicativos por los mercadillos, los coles y los barrios. Hablamos con las escuelas, con las vecinas y con las mujeres de nuestras familia. Estamos llegando a todos los rincones del pueblo…esto es histórico.

Yo, en lo personal, he recuperado la ilusión. Un pueblo que sentía dormido, hoy veo que está más vivo que nunca…gracias a las mujeres feministas que por fin estamos juntas y unidas alzando nuestra voz. El día 9 de marzo, Torrejón, sin duda, amanecerá diferente.

8 de marzo concentración frente al ayuntamiento de Torrejón de Ardoz #8M (01)

Mujeres

Isabel de la Cal

La abuela me contó que ella parió, agarrándose a una cuerda que colgaba del techo, y en cuclillas, encima de su marido no, que le daba cosa. Encima de su suegro. Luego tuvo que aguantar 40 días sin quitarse la ropa (era la cuarentena).

Mi abuela trabajó como una bestia de carga con sus hijos y sus hijas sacándole algo a la tierra que compartió con su marido, y que perdió, cuando éste le faltó, ante un usurero.

A mi madre la mandaron a los 12 años a “servir” a Madrid. Sirvió para cuidar a todo el mundo, a sus hijos y a sus padres cuando lo necesitaron.

Hoy me enseña una mujer la espalda destrozada por el trabajo y el esfuerzo. Teniendo tres trabajos, para poder atender a sus dos hijas. Y en cualquier momento con un mal movimiento, se queda en una silla de ruedas. Debe cuatro meses de alquiler y le hacen entregar varias veces papeles en la oficina del empleo, para darle una miserable renta mínima, que anteriormente le quitaron, por intentar sobrevivir con un pequeño y escaso trabajo temporal.

Una joven universitaria me cuenta que a ella le toca “ayudar” en las tareas de la casa porque su hermano pequeño es más pequeño, ¿Crecerá?.

Una amiga me dice que en las reuniones de trabajo con compañeros, estos la tratan como si fuera la secretaria y hasta le piden el café, luego intentan arreglarlo diciendo que la mujer es más “detallista”.

Y a una vecina de tren la pregunté ¿Qué tal en su país, ya se habían dado cuenta que las niñas son niñas?, me contestó con dolor, vergüenza e indignación, que ella se había ido de allí, porque no podía soportar ver como las casaban con hombres que destrozaban sus vidas.

8 de marzo concentración frente al ayuntamiento de Torrejón de Ardoz #8M (01)

Como saliendo de un sueño

Irene Perez

Volvamos al origen, al ser humano del que todos llegamos: las mujeres. Las que a través de su lucha han dejado una huella imborrable en el género. En busca del poder sobre sí mismas a través del feminismo. Náufragas. Mujeres nadando en la misma agua, aprovechando la fuerza de la corriente. Buceamos para reencontrarnos con nosotras mismas. Y cuando nos fallamos, bajamos al punto más profundo del océano para volvernos a inventar. Metros de profundidad hasta encontrar nuestra lealtad. Nuestras brazadas, con esfuerzo, nos impulsan hacia delante. Capaces. Escuchando nuestras necesidades, atendiendo al bienestar, subimos para coger oxígeno y respirar. Como saliendo de un sueño, vuelvo a despertar.

Ahora soy la mujer a la que pertenezco. Soy cíclica, como la marea. Soy una vida más entre las olas del mar. Creando mi identidad, descubriéndome a mí misma y construyendo mi propia forma de amar; mi tabla de salvación, mis cimientos; mi trabajo personal. El sostén para no ahogarme. Sin ella, ¿sobreviviría? Podría nadar y nadar kilómetros y, al final, cansarme. Porque la tabla de salvación es una proyección de mí misma; sin mí no soy nada. La tabla de salvación la construyo con mis herramientas, se convierte en un apoyo; el autoapoyo, aquel en el que sostenerme, en el que posar mis brazos y levantar mi cabeza para descubrir mi alrededor, para ampliar mi mirada y ver nuevos horizontes.

Ahora sonrío y miro al cielo. Existo. Ahora que me veo también puedo verte a ti. Y cuando ya no tengo donde agarrarme, encuentro los brazos de otras mujeres. Y también de algunos hombres, porque el feminismo es el verdadero compás que nos permite una vida de calidad, sintonizando con un océano o una sociedad que nos incluya a todas las mujeres como personas con derechos plenos. Donde podamos nadar y fluir, creciendo en armonía, sin que nuestra esencia de mujer sea una vulnerabilidad. Para acercarnos a este ideal, situamos la responsabilidad en todo el océano o en toda la sociedad.

La detección del machismo y de la violencia de género, aunque nos la disfracen de literatura, de cine, de música o de arte, así como su prevención, es una labor a realizar como ciudadano y como ser humano, en cualquier océano y en cualquier mar. Donde en el transcurrir de nuestra vida, estemos en la superficie o en la profundidad, encontremos el espacio para seguir nadando y, sobre todo, el deseo de continuar.

8 de marzo concentración frente al ayuntamiento de Torrejón de Ardoz #8M (04)

Sin igualdad no hay libertad

Merche Huete

“Porque soy feminista me avergonzaría de no serlo, porque creo que toda mujer que piensa debe sentir el deseo de colaborar, como persona, en la obra total de la cultura humana. Y esto es lo que para mí significa, en primer término, el feminismo “ (Maria de Maeztu)

Este 8 Marzo es especial, diferente y es mas solidario: “Somos la mitad del Mundo, la mitad de la Imaginación”.  Los y las socialistas estamos comprometidas con el movimiento feminista, nuestro objetivo es una sociedad libre de machismo, de discriminacion salarial, laboral, de igualdad real y efectiva.

Sin igualdad no hay derechos ni libertades. Sin feminismo no hay Democracia. No puede haber una sociedad verdaderamente democrática sin eliminar los comportamientos y actitudes machistas, fruto de un patriarcado que lo abarca todo, el ámbito familiar, social y laboral.

Hay un millón y medio de mujeres menos que de hombres incorporadas a la actividad y 1,6 millones menos de mujeres ocupadas que hombres, las pensiones de las mujeres son inferiores, y además, hay un 64% más de pensionistas mujeres por debajo del umbral de la pobreza que los hombres. Las mujeres ganamos menos en el tramo de los salarios bajo y exageradamente menos en el tramo de los salarios altos. El trabajo a tiempo parcial es un tercio mayor que el de los hombres.

No puede haber progreso ni avances si no se reconoce a las mujeres como personas en igualdad que los hombres. por eso luchamos por una sociedad justa e igualitaria.

Este 8 M, alcemos la voz!. Todos y todas, hombres y mujeres, con la mirada violeta y las gafas moradas, porque sin igualdad no hay libertad.

8 de marzo concentración frente al ayuntamiento de Torrejón de Ardoz #8M (07)

Con pasión y mucha energía feminista

Susana Fernández

Tener una mirada feminista, estar en contacto con la realidad cotidiana teniendo presente la desigualdad y el machismo que impregna tantos espacios sociales y personales, no es nada fácil.

Para manejar la rabia por la discriminación laboral, la brecha salarial, las cuotas masculinas garantizadas en casi todos los puestos de los espacios de poder político, económico, social, cultural… hace falta tener mucha entereza.

Para superar el dolor que nos causan la violencia machista, la tremenda sexualización de las niñas, la prostitución como forma de opresión y de explotación económica y sexual de millones de mujeres tenemos que  ser muy fuertes y  resistentes.

Para avanzar pese al miedo a las diarias agresiones sexuales a mujeres y niñas por los hombres en el hogar, en el ocio nocturno, en las fiestas populares… tenemos que ser muy fuertes y tener mucho deseo de libertad.

A pesar de estar muy cansadas de todo esto, de soportar tanta crueldad,  el desprecio, que nos se nos escuche y se muestren las ideas que exponemos por los varones como propias, el no reconocimiento publico de nuestro talento, de sobrecargarnos con la mayor parte de los cuidados y las tareas domésticas, de que nuestras vivencias no formen parte de la historia, la literatura … seguido alzando nuestras voces, aunque como dice Nuria Varela estamos hartas y estamos cansadas de estar cansadas.

Y como no somos víctimas, sino que somos capaces de unirnos y reivindicar nuestros derechos y exigir cambios, lo hacemos. Para que la defensa de la vida se sitúe en el centro de la economía y de la política, para ser mas felices y para cuidarnos y ser cuidadas y  construir una sociedad feminista que siga removiendo los cimientos del machismo. Y lo hacemos a pesar de las resistencias y mecanismos del patriarcado, que con su reacción demuestran la fuerza de nuestra unidad.

Así que a disfrutar del encuentro que hemos estado construyendo, a vivir con entrega este 8 de marzo con paros, huelga y Manifestación y a mantenernos unidas para seguir avanzando hasta el próximo 8 de marzo. Con pasión y mucha energía feminista, en lo que hacemos y en el como lo hacemos.

8 de marzo concentración frente al ayuntamiento de Torrejón de Ardoz #8M (08)

Los derechos se conquistan

Iciar García Martínez

En el momento que dejemos de hablar sobre feminismo será que hemos conseguido lo que durante tanto tiempo buscamos. Pero por desgracia todavía queda mucho por hacer. Aunque haya algunos que insistan con esa maldita frase “¿pero qué más queréis?” . Los derechos se conquistan y nunca hay que darlos por hecho. No nacimos con el derecho al voto de la mujer, ni con el acceso a la educación. Es peligroso considerarlo natural, porque si los disfrutamos ahora es porque alguien se preocupó de conquistarlos y mantenerlos.

Y para lograr esta conquista en constante transformación y mejora, es importante hacernos entender. El feminismo no puede ser sólo académico. No perderá fuerza si está en boca de todos. Al contrario. Que sea un debate vivo en boca de la prestigiosa historiadora  ganadora del Premio Principe Asturias: Mary Berd hasta  el ultimo “fenómeno fan”, con Amaia de Operación Triunfo.

El lenguaje criptico con términos demasiado generales abstractos no ayudan. Propongo recurrir a ejemplos concretos para que el feminismo se comprenda mejor. Porque como bien dice la feminista y escritora Chimamanda Ngozi Adichie “Que la mujer pueda estar oprimida no quiere decir que eso nos permita hablar desde la superioridad moral”

¿Cómo hacer la huelga del 8M? No tengo una respuesta correcta. Cada una encontraremos la manera.  Pero lo más potente es hacernos preguntas que nunca nos hacemos y que pasen cosas inesperadas.

Porque…si no es fácil hacer encajar a las mujeres en una estructura que, de entrada, está codificada como masculina, ¿no deberíamos entonces cambiar la estructura?… ¿Cambiar la mirada? Y ver el poder de una forma distinta  separándolo del prestigio público; pensar de forma colaborativa, en el poder de seguidores y no sólo en los líderes, pensar en el poder como atributo, no como propiedad.

8 de marzo concentración frente al ayuntamiento de Torrejón de Ardoz #8M (05)

La lucha de todas las mujeres

Ruth Grass

El domingo pasado discutía con una mujer que llevaba un puesto del mercadillo sobre la conveniencia o no de hacer la huelga feminista. Me comentaba que ella no haría huelga porque, en primer lugar, no podía abandonar su tienda, y en segundo lugar, creía que las mujeres nunca podrían cambiar la posición de inferioridad a la que están sometidas.

No es difícil empatizar con su postura. Que el colectivo que cobra per sé un 30% menos que los hombres haga huelga supone una pérdida en sus ingresos notoria. Además, jugar en un campo cuyas reglas vienen marcadas por los hombres, no parece que sea el mejor de los terrenos posible.

No obstante, por eso nos manifestamos. Este año una huelga feminista marcará un hito histórico en la lucha de las mujeres por la igualdad, por romper las barreras visibles e invisibles que aumentan el desequilibrio entre ambos géneros; y será internacional, porque esta es la lucha de todas las mujeres. Aquí en Torrejón, pararemos a las 12.00h en la Plaza Mayor para visibilizarlo. ¡Súmate!

8 de marzo concentración frente al ayuntamiento de Torrejón de Ardoz #8M (09)

Ahora os toca a vosotros compañeros

Sivia Roman

Todos nuestros esfuerzos tendrán una cita histórica este ocho de marzo pero desde luego todas tenemos claro que el proceso continúa, que nos hemos rearmado, que estamos creando poder popular desde los espacios feministas que están surgiendo y desarrollando por todos los rincones de nuestro territorio.  Además,  estamos creando otras estrategias de diagnóstico y otras herramientas y metodologías que nos están ayudando a caminar donde se pone en el centro LA VIDA. No hay tregua, esto no tiene camino de vuelta.

Y ahora hay que posicionarse. Nosotras ya lo estamos haciendo, ahora os toca a vosotros compañeros. Ojalá que podamos ir sumando más , hombres y mujeres, a esta lucha por la igualdad, contra el capital, contra el patriarcado, contra estas formas de consumo que nos va a destruir, contra las violencias. Estoy segura que es posible. Adelante compañerxs.

8 de marzo concentración frente al ayuntamiento de Torrejón de Ardoz #8M (11)

Participan en este artículo:

Emilia Endevini Lagar ©  Psicóloga. Asociación La Colectiva

Isabel de la Cal © Marea Básica y Coordinadora de Paradxs 

Irene Pérez © Estudiante de Psicología

Merche Huete © Responsable de Igualdad PSOE

Susana Fernandez © Sociologa especialista en políticas de igualdad.

Iciar García Martínez @Técnico de captación de fondos de Cruz Roja del Henares 

Ruth Grass © Educadora y concejala

Silvia Román © Trabajadora Social y activista

Enlace al artículo que informa de la concentración feminista del 8 de marzo en Torrejón de Ardoz

Entre 900 y 1.200 personas han participado durante 2 horas en el 8 de marzo más feminista en la historia de Torrejón de Ardoz. Las mujeres de Torrejón han visibilizado sus derechos y la violencia que sufren en una sociedad que aún es machista y patriarcal, con denuncias, cánticos, lecturas, carteles, disfraces, relatos y otras iniciativas. Su voz ha llegado fuerte y claro a todos los rincones de la ciudad: a las instituciones, las empresas, las escuelas y las familias. Para las mujeres y colectivos que participaban, este acto ha sido un gran éxito.©